¿Qué es la Prosperidad?


Que es la ProsperidadEstimad@ Lector,

Todos tenemos derecho a la prosperidad, pero muy pocos la alcanzan. ¿Quiénes? Aquellos que siguen el camino.

Así es. Para alcanzar prosperidad necesitamos seguir un camino, por ello decimos que, aunque ser prósperos es nuestro derecho, dar los pasos que nos conducen a ella es nuestra responsabilidad.

Para dar los pasos necesitamos comprender qué es la prosperidad. Y eso es lo que voy a compartir contigo, amable lector, en esta publicación.

¿Qué es la prosperidad?

Desde mi punto de vista, y de acuerdo a mi experiencia, la prosperidad es un flujo continuo y constante de energía positiva que emana desde lo más íntimo de nuestro interior hacia el exterior y que, por la ley del dar, vuelve a nosotros multiplicada y materializada en lo que anhelamos.

Vuelvo a repetir, la prosperidad es un flujo continuo y constante de energía positiva que vibra en una determinada frecuencia y que al expandirse al exterior y entrar en contacto con él atrae todo lo que se conecte a esa misma frecuencia.

Por ejemplo, si emitimos flujo de energía con la frecuencia del amor, amor atraemos a nuestra vida; si emitimos una energía con la frecuencia que los billetes de a cien dólares tienen, eso atraemos a nuestra vida; si emitimos una energía con frecuencia de las buenas relaciones sociales, entonces tenemos buenas relaciones sociales; si emitimos energía con frecuencia de salud, salud atraemos a nuestra vida.

En otras palabras, la prosperidad es mantenernos en un estado de energía de frecuencia vibratoria positiva.

Ahora bien, ¿Cómo generamos y emitimos la energía? ¿Cómo vibrar en una frecuencia positiva?

La energía proviene de nuestros sentimientos y de nuestras acciones y reacciones, que a su vez, provienen de nuestros pensamientos.

Cada pensamiento, sentimiento o acción que tenemos genera una energía. Cada vez que pensamos, sentimos, reaccionamos o actuamos estamos emanando una energía que se expande al infinito, y según el tipo de energía que expandimos, es lo que atraemos a nuestra vida.

Si expandimos energía positiva, entonces atraeremos más energía positiva y/o cosas positivas. Si expandimos lo contrario, entonces obtendremos lo contrario.

En tal sentido, la prosperidad es la suma repetitiva de toda la energía que constantemente expandimos a través de nuestros pensamientos, sentimientos, reacciones o acciones.

De lo anterior se deduce que, si queremos mantenernos en un estado de flujo de energía positiva, necesitamos aprender a generar pensamientos que nos permitan fluir en energía positiva. Esta es la clave.

Sabemos bien que una persona emite alrededor de 60,000 pensamientos al día. ¿Qué porcentaje de estos pensamientos generan energía positiva?

Lamentablemente, la mayoría de las personas generan energía negativa, lo cual significa que una buena parte de estos 60,000 pensamientos diarios son negativos. De allí que por más que tengan buenos deseos no logran atraer la prosperidad a su vida.

Para mantenernos en un flujo continuo y constante de energía positiva necesitamos tener pensamientos positivos. (En otra publicación compartiré contigo la clave para crear pensamientos positivos).

Como vemos, alcanzar prosperidad implica pensar, sentir, reaccionar, decir y actuar positivamente. ¿Eres consciente del tipo de pensamientos, sentimientos o emociones, palabras, reacciones y acciones que generas de instante a instante?

Vivir en prosperidad no solo consiste en acumular riqueza material. La prosperidad es la suma de salud, dinero y amor. Las tres juntas actuando como un todo. Esto se obtiene generando pensamientos, sentimientos, reacciones, palabras y acciones positivas, ya que de ellas se genera la energía positiva que conecta y atrae las cosas positivas a nuestra vida.

Pregúntate, ¿de qué te serviría tener mucho dinero y no tener salud? ¿De qué te serviría tener dinero y salud y no tener amor? Amor familiar, de amigos verdaderos, el amor de los demás hacia tí. ¿De qué te serviría tener salud y amor y no tener dinero?

En este mundo en que vivimos, en el plano físico, necesitamos las tres cosas para ser prósperos y felices. Necesitamos tener un balance entre estas tres energías. La salud es energía. El amor es energía. El dinero es energía. Al adquirir prosperidad obtienes salud, dinero y amor.

La prosperidad es el flujo continuo y constante de energía positiva. Es el flujo continuo y constante de pensamientos, sentimientos, reacciones y acciones positivas.

No se puede ser próspero teniendo dinero y no teniendo amor o salud. Hay personas que tienen mucho dinero, pero viven en pobreza. La pobreza no se mide por la falta de dinero. Se mide por la falta de energía positiva. La falta de dinero puede ser temporal, pasajera. Sin embargo, la carencia de energía positiva puede traer carencia de prosperidad.

Del mismo modo, hay muchas personas que viven en la enfermedad. El estar sano es muy diferente a no estar enfermo. Estar sano es parte de la prosperidad de una persona. El no estar enfermo no necesariamente.

Cuando tú generas energía positiva adquieres salud. Cuando generas energía positiva adquieres amor. Cuando generas energía positiva generas riqueza material (cosas, dinero, etc.)

En tal sentido, es muy necesario que internalices y comprendas que el camino para alcanzar la prosperidad está en tu interior y no en tu exterior. Quienes siguen ese camino la encuentran.

Y tú, ¿estás list@ para empezar a caminar hacia la prosperidad? Visita http://www.prosperidaddesdecasa.com.

A tu servicio siempre,

Fortuna Alcocer.
Directora de la Escuela de Prosperidad Shri Sama

Anuncios