Primera Ley del Dinero: La Verdad Hace Dinero, Las Mentiras Lo Destruyen


Hola,

En este artículo y en los cuatro subsiguientes quiero compartir contigo las 5 leyes del dinero que Suze Orman nos comparte en su libro Las Leyes del Dinero. Las Lecciones de Vida… y que personalmente he podido experimentar y comprobar a lo largo de mi existencia.

La primera ley nos dice que la verdad construye y las mentiras destruyen. Esta es una ley que se cumple fehacientemente, incluso se aplica en toda área de nuestra vida. Es una ley fundamental.

¿En qué consiste esta ley? Consiste básicamente en que todos los días tú dices Quien Tú Eres, financieramente y en otras formas, por la manera en que actúas con tu dinero.

Cuando las mentiras mueven la ‘fábrica’ de tu vida financiera, esa fábrica inevitablemente se desploma en algún momento.

La verdad no cambia, sin importar cuanto la aceptes o la escondas.

Algunas personas aparentan ser ricas para ser aceptadas por la sociedad consumista en que vivimos. Aparentan tener lo que realmente no poseen. Ellos creen que las personas no van a querer aceptarlos por no tener dinero y entonces crean un escudo (mentiras) para protegerse. Esto trae, como consecuencia, que adquieren deudas que los esclavizan más y más. Y, con ello, traen otro conjunto de hechos indeseables a su vida.

En tal sentido, nos dice Suze Orman, es necesario que te despreocupes de que la gente no te quiera o no quiera estar contigo si no tienes dinero. Las personas buenas te quieren por quien tú eres, no por lo que tienes.

El hecho de aparentar algo que no eres, se convierte en un gran obstáculo de tu prosperidad, ya que generalmente esto acarrea deuda mala.

Pondré un ejemplo. Dos madres llevan a sus niños a la escuela. Una lo hace en un auto sedan de diez años de antigüedad. Cuando ella baja del auto se la ve luciendo un traje limpio pero no muy a la moda, al igual que su niño. La otra madre, maneja un auto reluciente, costoso y último modelo, que es el centro de atención de todos.  Cuando la mamá baja del auto se la ve luciendo un traje de última moda y su hijo de la misma forma viste con la mejor “ropa de marca” que hay y con la mochila que todos los niños envidian.

Imagínate a estas dos madres por un momento. ¿Cuál es tu primera impresión de ellas hablando financieramente?

Si tú tuvieras que dar una respuesta rápida probablemente dirías que la primera mamá no tiene mucho dinero y que la segunda sí, ¿verdad? Pero, ¿qué tal si te digo que la primera mamá sí puede fácilmente adquirir un auto más costoso, incluso que el de la segunda mamá, pero que está esperando que su actual auto, el cual ya fue pagado hace tiempo atrás,  ya no responda más? ¿Qué tal si te digo que la primera mamá gana más en su trabajo que la segunda mamá? ¿Qué tal si te digo que ella tiene un plan de retiro con mucho más dinero del que la mayoría de las personas de su edad tienen, y que además está ahorrando sistemáticamente para la educación superior de su hijo?

¿Y qué tal si te cuento que la segunda mamá, está rentando el auto y está muy lejos de poder adquirirlo, y que no tiene ahorros, ni plan de retiro, y una deuda de $15, 000 en tarjetas de crédito, y que tiene tantas deudas que no podrá ser capaz de pagar la educación superior de su hijo? ¿Y que su mayor temor es que algún día termine en la calle sin un centavo en el bolsillo?

Tú todos los días le dices al mundo en mayor o menor grado quién realmente eres financieramente hablando. Esto lo expresas a través de la ropa que vistes, el auto que conduces, la casa en la que vives, las compras que haces y de mil otras formas. ¿Estas diciendo la verdad? Lo más importante, tú también te estás diciendo a tí mismo quién tú eres por las decisiones que tomas con tu dinero y por el efecto que estas decisiones tienen en tu vida y en tu futuro. ¿Cuán sincero eres contigo mismo?

Esta primera ley nos dice que la persona que más necesita escuchar y decir la verdad acerca del dinero eres tú mismo(a). Necesitas escuchar la verdad y empezar a vivir con la verdad si quieres hacer dinero.

La verdad es un camino que te conduce a la abundancia solo cuando escuchas su voz –tu propia voz- y actúas en ella

Las mentiras (o apariencias, en este caso) te alejan de la verdad y te quitan el poder (baja autoestima). Además, conforman un eslabón en una serie de eslabones que te alejan del control del dinero en tu vida.

En cada momento de tu existencia tú tienes la oportunidad de decir la verdad o de decir una mentira. La decisión es solo tuya.

Cada decisión que tú tomas sobre tu dinero te pone en una encrucijada entre la verdad y la mentira. Un camino te conduce hacia lo que quieres, el otro te conduce a destruir lo que tienes.

Hay muchas personas endeudadas que terminan perdiendo todo lo que tienen por no vivir con la verdad.

Conservar lo que tienes y crear lo que te mereces no es solo acerca del dinero. Es también la ausencia del miedo, lo cual es incluso mucho más grandioso que la ausencia de lo que uno quiere.

Vencer el miedo o el temor a ser rechazado o no aceptado por no tener suficiente dinero es mucho más valioso que adquirir un auto último modelo que no puedes pagar con dinero propio (según nuestro ejemplo).

Mentiras financieras destruyen vidas financieras. Decir la verdad acerca de uno mismo y de su dinero es el único camino para conservar lo que se tiene y crear lo que se merece.

Es importante que sepas que eres perfecto en la forma que eres, nos dice Suze Orman, y yo también. Si quieres hacer dinero, es preciso que empieces con reconocer Quién Eres.

¿En qué forma estás viviendo hoy? Dame tu apreciación. Escribe tu comentario.

A tu servicio siempre,

Tula Alcocer.
Fundadora y directora de la Escuela de Prosperidad Shri Sama

Anuncios