Etiquetado: metas Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Fortuna 12:52 am el November 28, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: como establecer metas, metas   

    Como Establecer Metas Para Tu Vida 


    Hola,

    El primer paso para alcanzar tus metas ¡es tenerlas!

    Identifica qué es más importante para ti y establece un proyecto para conseguir lo que quieres. Idear un proyecto al detalle te ayudará a conseguir lo que te propones.

    Por ejemplo, si te gustaría crear un negocio, piensa en el recorrido que tienes que hacer para convertir tu sueño en realidad.

    Valora qué esfuerzo estás dispuesto a hacer, sé consciente de tus posibilidades y convéncete de que estás dispuesto a luchar para conseguir lo que quieres.

    Las metas, por lo general, pueden establecerse como:

    de corto plazo: diarias y semanales.

    de mediano plazo: mensuales (de uno a tres meses).

    de largo plazo: de seis meses a un año.

    de muy largo plazo: de uno a tres años (o más).

    Considero que las de largo y muy largo plazo son las establecidas en tu proyecto de vida y definen tu dirección durante un mayor periodo de tiempo. Las otras vienen a ser como sus subordinadas, en tanto que proveen escalones para su cumplimiento.

    Ejemplo de establecer metas a corto plazo:

    Q: ¿Por qué estas hoy leyendo este documento?

    A: Porque quiero aprender ‘las pautas que debo tener en cuenta para establecer mis metas’.

    Ejemplo de establecer metas a mediano plazo:

    Q: ¿Por qué quieres aprender a establecer metas?

    A: Quiero construir un negocio.

    Ejemplo de establecer metas a largo y muy largo plazo:

    Q: ¿Por qué quieres construir un negocio?

    A: Quiero obtener un ingreso residual y vivir de él a la edad de 47 años.

    Nota:

    Obtener ingreso residual y alcanzar libertad financiera a partir de los 47 años está definido en tu proyecto de vida. Aprender a establecer metas es una de las primeras metas para lograr el objetivo de tu proyecto de vida. El proyecto de vida es como el marco general que enmarca una serie de actividades o pasos (metas) que necesitas implementar y cumplir para lograr tu objetivo.

    Debes estar siempre enfocado en una meta y ser consciente de qué meta está siendo conseguida o lograda, y de lo flexible que puede o necesita ser.

    Considera lo siguiente:

    1. Tus metas deben ser siempre consecuentes con tu Proyecto de Vida.

    Aclara bien tus propósitos y da los pasos apropiados para su cumplimiento. De otra forma el resultado es la confusión e insatisfacción.

    2. Necesitas reconocer la interacción de diferentes metas.

    Una meta lograda en un área de tu vida te vigorizará y, por tanto, te capacitará para lograr otras, quizás en áreas más importantes. Las metas tienden a trasladarse por lo que puedes ver el éxito extendiéndose en varias áreas.

    3. Necesitas establecer metas para lo que sabes y no sabes  ahora.

    Es decir, tus metas deben tener en cuenta lo que tienes claramente definido en tu proyecto de vida. Esto incluye también establecer metas para lo que estás preparado o capacitado. Caso contrario, deberás establecer metas para capacitarte en lo que necesitas aprender.

    El establecer metas es sencillo una vez que sepas cómo funcionan.

    Sigue estos consejos para preparar tu lista de metas:

    1. Anota tus metas.

    Empieza por escribir qué es lo que quieres alcanzar. Esto te ayudará a describir con claridad lo que quieres lograr en todas las áreas de tu vida. Define bien tus ideas.

    Define bien la idea de lo que quieres lograr tanto en lo personal como en las otras áreas de tu vida.

    Sé lo más concreto posible y establece acciones diarias, semanales, mensuales.

    Cuando defines lo que quieres alcanzar o a dónde quieres llegar tu cerebro puede trabajar en esa dirección en sintonía con el Universo.

    Cuando tú escribes tus metas tu mente identifica que el lugar en donde estás no es el lugar donde deseas estar y tu subconsciente empieza a trabajar para buscar formas que permitan cerrar la brecha entre tu realidad actual y la visión de tu meta.

    Una vez que hayas escrito tus metas, léelas (de preferencia en voz alta) por lo menos tres veces al día y te sorprenderás de como empezarás a identificar oportunidades que no habías visto antes y que estaban al alcance de tu mano.

    Este proceso incrementará tu creatividad porque tu subconsciente trabaja las 24 horas del día. La frecuencia de este ejercicio activará tu mente para buscar continuamente las mejores soluciones y oportunidades, además de incrementar tu motivación.

    Expresa tus metas en términos positivos. Ejemplo: “Yo cumplo con pagar a Macy’s” en vez de “Ya no gastaré más dinero en Macy’s”.

    1. Define los pasos que vas a seguir.

    Si planificas los pequeños pasos que te acercan a tu objetivo te resultará más fácil conseguirlo. Una larga caminata empieza por un solo paso. Una de las recomendaciones que siempre hago es hacer planes mensuales, semanales y diarios. Luego empieza cada día a cumplirlos.

    2. Escribe la razón (¿Por Qué?) por la que quieres hacerlo.

    Ten presente en cada momento el ‘¿Por Qué?’ quieres conseguir la meta. Te motivará y te ayudará a sacarle el máximo provecho a cada oportunidad que se te presente, y a acercarte a tus objetivos.

    Al inicio el ‘¿Por qué?’ es el principio más importante para alcanzar el resultado deseado. Escribe la razón por la que quieres lograr cumplir esta etapa.

    3. Define el ‘Cómo’.

    Una vez que sabes qué y por qué harás algo entonces es hora de ver el ‘Cómo’ lo harás. Describe con todo lujo de detalles como lo vas a hacer. Así te aseguras que vas acercándote a tu objetivo y en el caso de que te desvíes, a hacer las rectificaciones necesarias para conseguirlo.

    4. Asigna fechas límites.

    Asigna a cada meta una fecha límite para alcanzarla. Ejemplo: “En febrero de este año pesaré 130 libras”.

    Describe con lujo de detalles cuando lo vas a hacer: fecha y hora del día.

    Recuerda especificar cuáles son tus metas de corto y mediano plazo.

    5. Establece prioridades.

    Lograrás establecer tus prioridades una vez que definas cuáles de tus metas son las más importantes para tí y tu familia.

    En base a tu valoración asigna un numero a cada meta en orden de importancia (siendo el numero 1 el de mayor importancia).

    6. Sé realista.

    Asegurate de que tus metas sean realistas y de que las puedas alcanzar. Ejemplo: puedes decir que para el próximo verano ahorrarás $100,000, pero es muy probable que no puedas hacerlo.

    Establece metas que sean retos que puedas alcanzar. Ejemplo. Si sabes que no puedes permanecer sentado por mas de dos horas, sería tonto establecer una meta de “leeré dos capítulos de X libro (lo cual te tomaría mas de dos horas sentado)”.

    Es mucho más efectivo establecer metas con cierto grado de dificultad, pero que puedas alcanzarlas con esfuerzo. Estas metas están a tu alcance y, al cumplirlas, experimentarás una sensación de logro. Así que al empezar por establecer metas apropiadas es casi seguro que estarás aumentando tu motivación.

    Sé honesto contigo mismo y flexible.

    Tus prioridades y metas pueden cambiar con el paso del tiempo.

    Si tu lista no es compatible con tu situación actual, siempre puedes hacer los ajustes necesarios y volver a comenzar.

    El realizar alguna de las metas de tu lista te brindará la satisfacción de un logro y facilitará el que mantengas tu rumbo.

    7. Establece metas medibles.

    No se puede mejorar lo que no se puede medir. Sin una medida nunca sabrás hasta que punto has mejorado tu situación.

    Las medidas antes y después son cruciales en cuanto proporcionan una base de comparación. En este sentido siempre debes plantearte la interrogante ¿Qué aspectos de mi meta son medibles?

    Por ejemplo, la reducción de tiempo se presta a la medición. El planteo de una meta en este sentido es: “Reduciré la cantidad de tiempo que me toma responder los mensajes electrónicos que me llegan a diario en un 20%”.

    8. Establece metas específicas.

    Una meta debe ser lo mas específica posible. Por lo general, el nivel de especificidad depende de la cantidad de información y datos precisos obtenidos por tí.

    Cuando estableces objetivos concretos específicos, que son desafiantes pero realistas, se incrementan tanto la motivación como el desempeño de la tarea.

    Las metas escritas de manera ambigua no te inspiran ni motivan mucho.

    9. Prémiate por tu progreso.

    Por lo general estamos acostumbrados a realizar ciertas actividades para lograr ser reconocidos, para obtener recompensas externas de parte de los demás. Pero tu también puedes proporcionarte tus propias recompensas, tu propio reconocimiento, felicitarte por tus logros.

    De modo que al cumplir o alcanzar una meta que tu mismo estableciste, por supuesto que mereces una recompensa.

    ¿Cual elegir? Bueno, eso depende de lo que a tí te guste. La regla dice:

    A)    Prémiate con lo que más te guste, cualquier cosa que sea.

    B)     Hazlo solo después de que hayas alcanzado la meta establecida.

    Cuando al establecimiento de metas y afirmaciones se les agrega la técnica de visualización aumenta en gran medida la probabilidad de alcanzar las metas fijadas. Es necesario entender que este proceso de establecer metas es muy importante y tener en cuenta siempre como deben alcanzarse.

    Una meta bien formulada por escrito puede guiarte consciente o inconscientemente hacia su logro. También puede ayudarte a reconocer oportunidades que faciliten el avance hacia su cumplimiento.

    Al definir cada una de tus metas por escrito y leerlas (en voz alta de preferencia) estarás creando una declaración de misión precisa, equivalente a un contrato de obligatorio cumplimiento contigo mismo.

    ¿Cuáles son tus objetivos para el futuro?

    Establece metas concretas para alcanzar cada uno de los objetivos deseados.

    • ¿Comprar una casa?
    • ¿Obtener un empleo?
    • ¿Tomarte las vacaciones de tus sueños?
    • ¿Ahorrar dinero?
    • ¿Comprar un automóvil?
    • ¿Construir un negocio?
    • ¿Pagar estudios universitarios?
    • ¿Bajar unas libras de peso?
    • ¿Casarte y tener hijos?
    • ¿Hacer inversiones?
    • ¿Crear activos?
    • ¿Construir una organización en network marketing?
    • ¿Reestructurar tu paradigma mental?

     

    A tu servicio siempre,

    Tula Alcocer.
    Directora de la Escuela de Prosperidad Shri Sama

    Anuncios
     
  • Fortuna 2:41 pm el November 21, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: aspectos para cumplir metas, , como cumplir metas, definir metas, empresario, , estructurar proyecto de vida, metas, negocio, planificar proyecto de vida,   

    4 Aspectos a Considerar en el Establecimiento de Metas Para Tu Vida 


    Hola,

    En un articulo anterior he mencionado la importancia de definir tu Proyecto de Vida, el cual viene a ser como el mapa general de tu recorrido de A a B. Es tu macro contexto de vida.

    En términos generales podríamos decir que tu punto A es aquel en donde te encuentras hoy. Es tu situación actual. El punto B viene a ser el lugar y la situación que aspiras tener en tu futuro cercano, mediano y a largo plazo.

    Sin embargo, necesitas planificar, estructurar y definir paso a paso el recorrido minucioso que emprenderás para poder cumplir con el objetivo que te hayas trazado en tu proyecto de vida para tu autorrealización.

    Por ejemplo, si en tu proyecto de vida está ser el dueño de un negocio (un empresario) a la edad de 40 anos, entonces deberás planificar todos los pasos que debes seguir para poder convertirte en el empresario que quieres ser.

    Las metas, entonces, vienen a ser los pasos, las etapas, del trabajo que vas a hacer para construir tu propio futuro.

    Pueden ser de varios tipos: económicas, personales, profesionales, familiares, mentales o espirituales, y es fundamental que no te limites solo a una de ellas, pues todas tienen aspectos que deben guardar un equilibrio en tu vida.

    De acuerdo al ejemplo anterior mencionado, diríamos que tu meta sería a partir de hoy, cada paso que logres dar con éxito hasta convertirte en un empresario. Por ejemplo: preparar tu mente desde hoy, aquí y ahora, (meta personal y mental a corto plazo), tomar cursos de capacitación y formación empresarial en diversos tópicos (meta a mediano plazo), establecimiento de un sistema de negocio (meta a largo plazo), etc.

    Esto, lógicamente, te llevará a considerar los siguientes aspectos:

    1. Objetivos. Necesitas acostumbrarte a preguntarte cuáles son los objetivos y propósitos de los sucesos principales de tu vida. En otras palabras, preguntarte a qué estás aspirando y que si lo que estás intentando lograr es en pro de tu autorrealización.

    2. Oportunidades. La vida te ofrece un sinnúmero de oportunidades para tu prosperidad. El hombre que tiene un don las encuentra y las aprovecha.

    En este sentido, es necesario que te preguntes si estás esperando sentado a que los demás o las circunstancias hagan algo por tí, o eres tú el que está haciendo algo por tí mismo.

    Por supuesto, que si la oportunidad no se presenta, esto puede significar que debes analizar con cuidado tu presuposición, no sea que estés dejándote influenciar por el criterio de otra persona, y que para tí se trate de algo irreal.

    3. Recursos. Debes equiparte de los recursos suficientes para realizar los viajes de tu vida. Esto redunda en el ámbito personal, espiritual, mental, emocional y material, como en el profesional y en todas las demás áreas de tu vida.

    4. Estrategia. Es, sencillamente, el hilo que vincula tus pasos con el cumplimiento de su realización. Trae todos los recursos posibles asequibles y los dirige hacia el cumplimiento de tus objetivos.

    Has sido creado con facultades naturales y espirituales así como con discernimiento para poder hacerlo.

    Eres llamado a ser una persona espiritual que logre sus metas.

    En ese sentido, las metas son, o deberían ser, un vehículo para experimentar satisfacción personal, mediante la realización y el logro diario, semanal, mensual, anual, etc., de objetivos específicos concretos y precisos.

    Las metas son esas valiosas herramientas que te permiten actuar de manera constante y coherente con tu misión. Las metas te ayudan a dar sentido y orientación a tu vida.

    Es por eso que primero debes definir hacia donde te diriges, que camino andar, para más tarde establecer metas que te permitan avanzar, día a día, en esa dirección, sin desviarte.

    Recuerda que tú tienes el poder de decidir siempre lo que será tu vida, y lo creas o no, cada día, cada hora y cada minuto estás ejerciendo ese poder, ya sea de manera consciente o inconsciente.

    En cada momento que vives tienes la libertad de usar el poder de tomar decisiones voluntarias o involuntarias, automáticas o reflexivas, reactivas o proactivas, que te conducen a experimentar tu realidad, tu situación actual (buena o mala), tu satisfacción o insatisfacción contigo mismo.

    De aquí se desprende que para que tus metas sean verdaderamente efectivas y eficaces deberás asumir un verdadero compromiso contigo mismo, y este compromiso ha de venir siempre acompañado de una actitud mental de responsabilidad y disciplina.

    La falta de un compromiso serio, así como la falta de responsabilidad y disciplina, pueden traer como consecuencia que tus metas se debiliten y anulen.

    Con compromiso caminarás firme durante tu recorrido, y con responsabilidad y disciplina andarás día a día sin perder tu rumbo.

    Esto implica un cambio de hábitos y costumbres así como un cambio de paradigma mental, y que desarrolles un plan de acciones personales concretas para implementar tus nuevas rutinas diarias con el propósito de lograr el éxito deseado.

    Ahora bien, cualquier método que emplees puede ser efectivo y práctico para establecer tus metas y lograrlas… ¡siempre y cuando lo apliques!

    Mi intención, a través de este curso, es guiarte de manera práctica y mostrarte como lo puedes aplicar y adaptar en el establecimiento de metas efectivas a tu situación particular según el área que decidas (personal, espiritual, emocional, familiar, profesional, económica, etc.).

    Tú tienes la potestad de decidir aplicarlo o no y de considerar si los conceptos que te presento, te acercan, o no, a lo que quieres en la vida. Tú tienes la potestad de decidir.

    A tu servicio siempre,

    Tula Alcocer.
    Fundadora y Directora de la Escuela de Prosperidad Shri Sama

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
A %d blogueros les gusta esto: