Etiquetado: pensamientos Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Fortuna 11:00 pm el March 21, 2013 Permalink | Responder
    Etiquetas: afirmaciones positivas, como funciona la mente, , pensamientos, pensamientos de exito, pensamientos positivos, reestructuracion mental,   

    ¿Estás Teniendo Los Pensamientos Que Te Permiten Ser Exitoso? 


    Estimad@ Lector,

    ¿Estás generando los pensamientos que te permiten ser exitoso?

    Tu éxito empieza en tu mente. Así es. El éxito de cualquier cosa que decidas realizar, tanto en tu hogar, en tu centro laboral o de estudios, en tu negocio o en cualquier otra actividad, tiene su inicio en lo que tu mente produce.

    Si tu mente produce afirmaciones positivas, los resultados van a ser positivos. Por el contrario, si tu mente produce afirmaciones negativas, entonces los resultados son negativos.

    Sabemos bien que la mente produce miles de pensamientos cada día. Es una maquina generadora de pensamientos. Lo interesante es que esta máquina generadora de pensamientos en realidad es una maquina “afloradora” de pensamientos; es decir, ella aflora los pensamientos que tenemos almacenados desde nuestra niñez; pensamientos que, por lo general, han sido tomados de otras personas y que venimos repitiendo una y otra vez sin ser conscientes de lo que verdaderamente significan.

    Por ejemplo, si estás en el trabajo y cometiste un error en alguna de las tareas por cumplir, probablemente te surja el pensamiento “eres un tonto”, es decir, te dices a ti mismo que eres un tonto. Ahora bien, ¿Por qué te dices esto? ¿De dónde proviene este pensamiento? Probablemente alguno de tus padres o quien te crió te lo dijo cuando eras pequeño cada vez que cometías algún error en tu tarea de la escuela o en otra actividad y tu mente subconsciente la almacenó, de modo que ese pensamiento está “registrado” y cada vez que en tu vida actual se presenta un evento o circunstancia de error o equivocación inmediatamente aflora.

    Y, como nuestro subconsciente no identifica el presente ni el pasado, ni lo verdadero ni lo falso o lo correcto de lo incorrecto; y además nuestra mente aflora pensamientos constantemente, lo que sucede es que te llegas a convencer a ti mismo de que “eres un tonto” y, por tanto, llegas a sentirte y a actuar de esa manera cada vez que vas a realizar una tarea.

    Así funciona nuestra mente. Ella aflora pensamientos ante cada circunstancia de nuestra vida por relación.

    Esa es la razón por la que cada vez que cometes un error, siguiendo nuestro ejemplo anterior, te viene a la mente este pensamiento de manera automática. Y esa es la razón también por la que “inconscientemente” cometes los errores.

    Ahora bien, ¿Quiere decir que nuestra mente nos gobierna? De principio sí, si no tomamos conciencia de este hecho. Sin embargo, cuando empezamos a tomar conciencia de este hecho nos damos cuenta de que nosotros podemos controlar a nuestra mente y crear nuestros propios pensamientos o los pensamientos que queramos y que nos conduzcan a obtener los resultados que anhelamos.

    Y es que contamos con herramientas muy poderosas como el discernimiento para darnos cuenta de que necesitamos empezar a generar los pensamientos que nos permitan ser exitosos en lo que hagamos, tanto como padres, como ciudadanos, como estudiantes, como empresarios, como profesionales, como esposos, como amigos, etc.; así como el libre albedrio, para tomar la decisión de hacerlo.

    Yo creo que cuando usamos sabiamente las herramientas que la sabia naturaleza o la Divinidad nos ha dado, podemos crear los pensamientos que queramos sin importar qué pensamientos tengamos almacenados en nuestra mente. Siempre podremos crear nuevos y diferentes pensamientos.

    Nuestra mente crea nuestra realidad. Lo que creemos, lo creamos; y lo que expandimos, lo atraemos, tanto positivo como negativo. ¿Qué quieres atraer tú?

    Para empezar a crear los pensamientos que te permitan ser exitosos es necesario hacer una reestructuración mental.

    Todos nuestros pensamientos han sido creados bajo ciertos patrones o estructuras, propios o ajenos. Si queremos crear pensamientos diferentes, necesitamos crearlos desde un patrón diferente. A esto le denomino una reestructuración mental.

    La reestructuración mental es un proceso de cambio. Es parte de tu desarrollo personal. Es un proceso que se da a cada momento, ante cada circunstancia o evento de la vida. Es un proceso en el que a veces avanzamos, luego retrocedemos y nuevamente avanzamos. Te lo digo para que no te desanimes si al principio crees que “no puedes”.

    Recuerda que todo lo que crees, es lo que creas.

    Es necesario que al principio repitas varias veces, e incluso por un tiempo prolongado, de manera consciente cada nuevo pensamiento que creas. Luego de un tiempo de estarlo repitiendo conscientemente pasará a ser parte de tu inconsciente.

    pensamientos-mente-transformacion

    Te daré algunos ejemplos:

    Sobre ti mismo:

    Afirmación negativa: No sirvo para nada, todo me sale mal.

    Afirmación positiva: Soy maravilloso, realizo mis actividades acertadamente. Me apruebo a mi mism@.

    Sobre el dinero:

    Afirmación negativa: No tengo suficiente dinero para pagar mis cuentas.

    Afirmación negativa: El dinero que necesito para pagar mis cuentas viene a mí.

    Sobre las relaciones:

    Afirmación negativa: Mi espos@ tiene la culpa de lo que me pasa, no me quiere.

    Afirmación positiva: Me quiero a mi mism@, soy amad@ por un ser maravillos@.

    Sobre el trabajo:

    Afirmación negativa: Estoy hart@ de este trabajo.

    Afirmación positiva: Disfruto mucho mi trabajo. Tengo el trabajo que quiero.

    Al crear este tipo de afirmaciones o nuevos pensamientos estás creando una nueva realidad en tu vida. Estás afirmando lo que quieres como si ya lo tuvieras. Esa es la magia.

    Te invito a tomar conciencia de los pensamientos que estás generando. ¿Qué estás pensando en este momento? ¿Te ayudan a tener éxito o a no tenerlo? ¿Te atreves a cambiarlos?

    A tu servicio siempre,

    Fortuna Alcocer.

    Directora de Escuela de Prosperidad Shri Sama

    Nota: Creo firmemente que cuando se guía con amor a las personas para tomar conciencia de que puede cambiar su vida, ellas logran una gran transformación. Te invito a participar en el Programa Taller “7 Días de Transformación” que te permitirá realizar la transformación interna que necesitas para ser exitoso y alcanzar prosperidad integral. ¡Te esperamos!

    Anuncios
     
  • Fortuna 10:44 pm el September 28, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , conciencia, cosmovision, defectos sicologicos, , pecados capitales, pensamientos, , semilla divina   

    La Influencia de tu Paradigma Mental En Tu Camino Hacia La Prosperidad 


    El ser humano es como una planta que nace para dar frutos. Ella nace, germina y se expande para servir a otros en diferentes formas.

    De la misma manera el hombre está supuesto a nacer, germinar y expandirse para servir a otros. De esa forma puede ser retribuido. La Ley Cósmica Universal le da lo que se merece según sus acciones. Sin embargo, la mayoría de las personas no reciben nada ni mucho menos lo que esperan o desean.

    Tradicionalmente se dice que “no avanzan” porque su paradigma mental los tiene encasillados, los paraliza y no les deja lograr sus propósitos.

    En realidad el hombre es producto de su paradigma mental. “Dime lo que piensas y te diré quién eres”.

    Y partiendo de esta premisa es necesario determinar qué es el paradigma mental y cuáles son sus componentes.

    Analizaré un poquito y partiré de la premisa que eres producto de tus pensamientos.

    Pero, ¿de dónde provienen los pensamientos? Los pensamientos son manifestaciones de los diferentes defectos sicológicos que todo ser humano tiene en su interior. Comúnmente son conocidos como los Pecados Capitales.

    Los seres humanos al nacer traen en su interior una semilla llamada conciencia. Esta semilla es la expresión divina que todos traemos como calidad de humanos.

    Lamentablemente la conciencia, en la mayoría de los casos, se encuentra encasillada, enjaulada por elementos indeseables que nos gobiernan y nos hacen actuar de manera contraria a nuestros deseos.

    Los pecados capitales son como una maleza que rodea a la semilla divina impidiéndole germinar y expandirse. Por esa razón la semilla no se manifiesta. Los que se manifiestan son los defectos en forma de pensamientos, que luego adquieren forma de sentimientos y por último de acciones.

    Cada manifestación de un defecto o de cada uno de los defectos va constituyendo nuestro paradigma mental.

    Desde este punto de vista, el paradigma mental se alimenta y retroalimenta desde la manifestación de cada uno de los defectos sicológicos del ser humano.

    El paradigma mental es pues el conjunto de elementos que conciente e inconscientemente están almacenados en nuestra mente y que afloran de manera conciente e inconsciente en cada instante de nuestra existencia.

    Es el conjunto de pensamientos: valoraciones, mitos, creencias, dudas, temores, etc., etc., etc. que almacenamos desde nuestra niñez y que expandimos hasta que dejamos de existir.

    ¿Cómo adquirimos el paradigma mental?

    Lo adquirimos desde niños, escuchando, en primer lugar, a los que nos rodean. En segundo lugar, permitiendo que nuestros defectos sicológicos nos gobiernen. En tercer lugar, siguiendo las tendencias de la mayoría de la población.

    Como mencione anteriormente, el paradigma mental corresponde a pensamientos o manifestaciones que se relacionan estrechamente con los denominados “pecados capitales”.

    Desde tu nacimiento has estado expuesto a una serie de ideas, creencias y mitos, los cuales se han ido constituyendo en tu conjunto de valores. Estos valores se arraigan y enclaustran en tu mente y delimitan tu existencia. Constituyen tu paradigma mental, que no viene a ser otra cosa más que la forma como ves el mundo, tu cosmovisión.

    No eres consciente de esto, sin embargo su influencia es nefasta.

    Son creencias, mitos o valores que adquiriste de forma inconsciente de tus padres, familiares y/o personas cercanas a tí desde tus primeros años de vida.

    Desde niños y de instante a instante, las manifestaciones de estos defectos germinan y se van reforzando por el paradigma mental de padres y familiares, maestros de escuela y demás personas cercanas y de influencia en nuestras vidas, y, poco a poco, a medida que se van “engordando”, también van multiplicándose y luego expandiéndose.

    Es de esa manera como una persona empieza a formar su paradigma mental.

    Poco a poco, el ser humano empieza a almacenar un conjunto de valoraciones, mitos, creencias, dudas, temores, etc.; y, sin darse cuenta, empieza también a expandir elementos negativos.

    Como resultado de esta expansión, no obtiene lo que desea o anhela, pues la Ley Universal le retribuye dándole lo que expande, no lo que desea.

    Tu paradigma mental se alimenta y retroalimenta en cada momento de tu vida y en esa alimentación y retroalimentación es que te perjudica o favorece. Según sea esto, te conviertes en una persona exitosa o fracasada.

    Por lo general, la mayoría de las veces no eres consciente de esta situación, razón por la cual tu paradigma mental te esclaviza y paraliza, imposibilitándote de toda posibilidad de éxito y autorrealización personal.

    Por ejemplo, cuando piensas, “el dinero es el causante de todos los males” tienes un pensamiento que corresponde a una valoración que adquiriste sobre el dinero.

    Esta valoración corresponde a una manifestación del defecto psicológico “envidia” y que, de manera inconsciente, lo tomaste de padres o familiares cercanos y del grupo social al cual perteneces y lo repites también de manera inconsciente.

    Este pensamiento, guardado en el interior de tu mente, en determinado momento aflora, justo cuando hay otra manifestación de algún otro defecto en relación con el dinero.

    Otro ejemplo, cuando dices, “no tengo tiempo”. Este pensamiento corresponde al defecto pereza y al miedo. También lo tomaste inconscientemente de los demás y lo repites de manera inconsciente y automática.

    En realidad, las personas al decir esta expresión lo que están haciendo es evadir una acción o una responsabilidad consigo mismas, sea por pereza o por temor.

    ¿Por qué? Porque cambiar de vida requiere esfuerzo y cuando el defecto pereza te gobierna, entonces hay miles de “razones” para no hacer algo.

    ¿Cuál es la solución?

    La solución es realizar un proceso de reestructuración del paradigma mental.

    Mediante la reestructuración del paradigma mental puedes cambiar lo que expandes, puedes también cambiar tu realidad.

    Puedes poner en armonía tu conciente e inconsciente. Puedes también armonizar tu mente con tu corazón. El resultado será favorable.

    ¿Cómo reestructurar tu paradigma mental?

    Es necesario, en líneas generales, limpiar de toda esa “maleza” que rodea tu semilla divina llamada conciencia para que se manifieste tu parte divina. De esa manera podrán germinar y expandirse tus talentos y virtudes.

    De esa forma podrás expandir elementos positivos y la Ley Universal te retribuirá de la misma manera.

    Es imprescindible que entres en un estado de auto observación para poder realizar este proceso de manera efectiva y productiva. La auto observación tiene que darse de instante en instante.

    Estar atento a cada una de las manifestaciones de tu mente es tu trabajo.

    También es necesario que adoptes una fortaleza interna para que dé fuerza a tu voluntad. Sin voluntad suficiente no habrá buen resultado.

    ¿Cuáles son los pasos?

    En primer lugar, descubrir el conjunto de elementos que conforman tu paradigma mental.

    Es necesario conocer cuáles son todos los pensamientos que constantemente afloran en tu mente, incluyendo los positivos.

    En segundo lugar, identificar los elementos negativos que quieres cambiar. Todos y cada uno de los pensamientos negativos.

    En tercer lugar, eliminar estos elementos negativos. Al eliminarlos dejarán un espacio vacío que será ocupado por los nuevos elementos que germinen. La conciencia se enriquece y fortalece. Despierta.

    En quinto lugar, alimentar eficiente y adecuadamente a los elementos que empiezan a nacer para fortalecerlos y enriquecerlos.

    En sexto lugar, expandirlos, tanto a nivel oral por medio de las palabras habladas, como a nivel escrito por medio de las palabras escritas.

    ¿Cómo descubrir y/o conocer cuál es tu paradigma mental?

    Como dije anteriormente, es necesario estar en un estado de auto observación.

    Es imprescindible examinar muy detenidamente cada elemento que conforma tu paradigma mental.

    Esto se logra a través de una serie de prácticas y de ejercicios mentales.

    Empieza a notar y a anotar cada uno de los pensamientos que afloren en tu mente en cada momento de tu vida.

    Por ejemplo, al momento de levantarte, de desayunar, de ir a trabajar, de almorzar, de trabajar, de descansar, de volver a casa, de estar con alguien, etc.

    ¿Por qué es necesario reestructurar tu Paradigma Mental?

    Como dije anteriormente, cada una de las manifestaciones de los defectos sicológicos se presenta primeramente en forma de pensamientos. Si estos no son controlados, entonces pasan a manifestarse en forma de sentimientos y de allí redunda en las acciones.

    Si se generan pensamientos negativos, entonces se generaran sentimientos negativos y se tendrán acciones negativas.

    De allí la importancia de aprender a reestructurar tu paradigma mental, pues al hacerlo, estás modificando tus acciones y también lo que expandes.

    Al permitir que tu conciencia se manifieste, es decir, al permitir que germinen, se enriquezcan y expandan elementos positivos (talentos y virtudes), entonces eso mismo vendrá a tí. Tus deseos se materializan.


    Recurso Recomendado: Caminando Hacia La Prosperidad…

     

    A tu servicio siempre,

    Tula Alcocer,
    Fundadora y Directora de la Escuela de Prosperidad Shri Sama
    Creadora del Programa de Prosperidad Integral ACFA

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
A %d blogueros les gusta esto: