Etiquetado: proposito de vida Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Fortuna 7:28 pm el March 10, 2013 Permalink | Responder
    Etiquetas: , angeles, anita moorjani, conexion, crecimiento personal, cumplir mision, dr. wayne dyer, eft, enfermedad, fuente de origen, habitat natural, hay house, hijas de dr, i can do it ignite, louise hay, michael chase, morir, muerte, new york, nick ortner, positivismo, proposito de vida, , seres de luz, seres divinos, tierra, , , wayne dyer   

    Yo Puedo Hacerlo! 


    Estimad@ Lector,

    En el pasado mes de febrero de 2013 tuve la gran oportunidad de asistir a un evento espectacular en New York, I Can Do It IGNITE!, organizado por Hay House Inc.

    2013-02-16 10.43.46

    Dr Wayne W Dyer

    ¡Fue sencillamente grandioso! Hubo muchos conferencistas, entre ellos Dr. Wayne W Dyer, Louise Hay, Nick Ortner, Cheryl Richardson, Anita Moorjani, Kris Carr, Gabrielle Bernstein, Doreen Virtue, Kate Northrup, etc.

    Hubo cantantes, encuentro con ángeles, EFT, risas, llanto, mucho positivismo, gran conexión, crecimiento personal y mucho amor!

    Me sentí muy feliz de estar presente en este magno evento y de poder estrechar la mano a algunos de mis mentores y maestros. Personas sencillas con gran sabiduría.

    2013-02-16 19.37.14

    Nick Ortner y Fortuna Alcocer

    De hecho, tuve la oportunidad de agradecer personalmente y darle un fraternal abrazo a Nick Ortner, a quien le debo el hecho de ser practicante de EFT. Fue para mí muy emocionante conocerlo en persona, ya que hasta ese día solo lo conocía a través de su sitio web.

    Este evento ha sido muy significativo en mi vida porque me ha ayudado a inyectarme de vitaminas para seguir mi camino y continuar cumpliendo el propósito de mi vida.

    Haber conocido personalmente y estrechado la mano a Louise Hay, una de mis grandes mentoras y de quien he aprendido muchísimo sobre holística, me llenó de júbilo y de mucha fuerza.

    2013-02-16 12.07.51

    Fortuna Alcocer y dos hijas de Dr. Wayne W. Dyer

    También tuve la oportunidad de conocer en persona a Dr. Wayne W Dyer, un gran personaje. Muy sencillo y carismático. Además, pude tomarme fotos con dos de sus hijas que estuvieron presentes y que homenajearon a su padre. (El no permitió tomarse fotos con él. Louise Hay tampoco).

    Me encantó la parte en que las hijas de Wayne Dyer compartieron su cosmovisión. A través de su compartir pude ver cómo las hijas de Wayne Dyer han crecido con la filosofía que su padre les ha transmitido, algo que me estoy encargando de hacer con mi menor hijo.

    Es notorio darnos cuenta que se trata de personas muy positivas con una filosofía de vida muy distinta a la de la mayoría de personas de su edad.

    El evento estuvo muy bien organizado. Me encantó el orden y puntualidad con que se presentaron todas las conferencias, y algunas de las conexiones que sentí me hicieron sentir más que parte de esa gran familia reunida allí.

    2013-02-16 19.28.25

    Michael Chase y Fortuna Alcocer

    Una conexión muy interesante que tuve en el evento fue con Michael Chase, quien nos compartió acerca del poder de la amabilidad interna… Días antes del evento escribí sobre una cartulina grande diez puntos importantes acerca de la amabilidad, tema que vengo trabajando en mi interior. Y al escuchar a Michael parecía como si estuviera leyendo mis notas… ¿Coincidencia? ¡Absolutamente No! Sincronización. Conexión. Estamos conectados.

    Creo que todos aquellos que estamos en el camino de auto reconocimiento experimentamos situaciones similares, lo cual parece que fuera coincidencia, mas solo es conexión. La ley dice que lo semejante atrae a lo semejante.

    Otra de las conexiones muy relevantes que tuve fue con Anita Moorjani, autora de Muriendo Para Ser Yo, y que te la quiero compartir.

    Resulta que cuando Anita empezó a contar su historia era como si estuviera escuchando parte de la mía. Anita, literalmente, volvió de la muerte para descubrirse a mí misma y cumplir su misión.

    Ella había sido diagnosticada con cáncer terminal y se encontraba en el hospital ya declarada muerta, pues sus órganos habían dejado de funcionar. Sin embargo, ella escuchaba lo que sucedía a su alrededor. De pronto, fue como si se hubiera trasladado a otro mundo, un mundo lleno de paz, una paz indescriptible con palabras, y de pronto vio a su padre, quien estaba fallecido, que le decía “Vuelve, no es tu momento”. Lo curioso del caso es que ella no quería volver, quería quedarse en ese mundo de paz…

    De pronto, despertó de su inconciencia y “volvió a vivir”. Ahora sabia quién realmente era ella y que tenía una misión que cumplir.

    De la misma manera, recuerdo que cuando estuve en el hospital inconsciente, a pesar de que tenía mis ojos cerrados, yo veía y sobretodo escuchaba lo que sucedía a mi alrededor. Veía a mis familiares entristecidos por lo que me sucedía y yo les decía que yo estaba bien, mas ellos no me escuchaban.

    Recuerdo que de pronto sentía como si estuviera transportándome a algún lugar, como si estuviera en un túnel, y veía una luz color naranja y sentía una sensación de paz inigualable, una experiencia indescriptible con palabras.

    Yo sentía mucho gozo en esa “estancia” y no quería moverme de allí, sentía como si estuviera conectada con mi fuente de origen. De pronto parecía como si se hubiera abierto una puerta, escuché un mensaje y luego sentí como si una fuerza del interior del túnel me jalaba y me hacía volver… Creo que al poco tiempo desperté y sabía que tenía una misión que cumplir.

    Sé que esta experiencia puede sonar un tanto irreal, pero para quienes la hemos vivido es tan real como el sol.

    2013-02-16 12.11.56

    Fortuna Alcocer y Anita Moorjani

    Cuando Anita terminó su presentación sentí muchas ganas de abrazarla. Me acerqué a ella y nos dimos un abrazo. Me sentí conectada con ella de una manera muy especial. Sentía como que ella y yo éramos lo mismo.

    La razón por la que te he contado esta experiencia es porque estoy convencida de que los seres humanos tenemos una misma fuente de origen y todos hemos sido creados para cumplir una misión. A veces lo olvidamos y necesitamos “un recordatorio” para realizarlo e inspirar a otros a hacerlo.

    Somos seres divinos y, por ello, cada vez que tenemos la oportunidad, buscamos la manera de ir a nuestra fuente de origen, aunque para ello convirtamos a la enfermedad en nuestra aliada.

    De hecho, la enfermedad es una manera inconsciente para acercarnos a nuestra fuente de origen. Cuando nos enfermamos, inconscientemente buscamos la muerte, la cual nos acerca a nuestro hábitat natural, para escaparnos de este hábitat llamado tierra en el que nos toca cumplir nuestra misión.

    Y la razón por la que conscientemente no queremos morir es porque sabemos que aún no hemos cumplido nuestra misión.

    Solo aquellos que cumplen su misión en la tierra no temen morir porque entienden que la muerte es solo el paso a nuestra fuente de origen.

    El temor a la muerte es más bien un sentimiento inconsciente de culpabilidad por no haber realizado nuestra tarea.  Esa es la razón por la que actuamos contradictoriamente. Queremos seguir existiendo en nuestro hábitat natural y buscamos la muerte a través de la enfermedad para volver allá. Sin embargo, paralelamente, sentimos temor de la muerte porque sabemos que no hemos cumplido nuestra misión y que seremos nuevamente enviados para cumplirla.

    2013-02-17 10.28.14

    Louise Hay

    Nuestro ser interno conoce nuestra misión. Lamentablemente, lo mantenemos en un largo sueño. Es por ello que nos olvidamos quiénes realmente somos y cuál es el propósito de nuestra vida.

    Cuando algo nos sucede muchas veces decimos que “queremos morirnos”, ¿verdad? ¿Quién dice esto? De hecho, no es tu verdadero ser. Eso te lo dice tu no-ser.

    Ante cada circunstancia o evento de tu existencia, recuerda siempre quién tú eres. Eres un ser divino, un ser de luz, un ser eterno. Dios está siempre en ti. Brilla siempre. Cumple tu misión. Sé feliz.

    Aleja la enfermedad de ti. Estás aquí para vivir y trascender.

    Todos somos Uno y Uno somos todos. Necesitamos aprender a amarnos a nosotros mismos para poder amar a los demás. Si no despertamos, si no nos reconocemos a nosotros mismos no podemos unirnos al Todo. ¡Es hora de despertar! ¡Es hora de conectarnos!

    A tu servicio siempre,

    Fortuna Alcocer.

    2013-02-17 19.05.15

    Fortuna Alcocer – I Can Do It Ignite! – Javits Center – New York.

    Anuncios
     
  • Fortuna 5:01 pm el February 12, 2013 Permalink | Responder
    Etiquetas: infeccion viral estomacal, , pensamiento holistico, proposito de vida, , , , ,   

    Cuando Lo Malo Resulta Siendo Bueno 


    cuando lo malo resulta siendo bueno

    Estimad@ Lect@r,

    A veces nos suceden cosas que nos parecen malas. Sin embargo, cuando adoptamos el pensamiento holístico nos damos cuenta que no son como parecen.

    Hace poco tiempo tuve una experiencia muy interesante que quiero compartir contigo a través de esta publicación. Y digo interesante porque fue una gran lección. Algo que verdaderamente me hace ver la vida de una manera diferente…

    “Eran como las 2 de la mañana de un domingo y de pronto me desperté con una fuerte sensación de náuseas y poco después empecé a vomitar. A medida que pasaban las horas un fuerte malestar me obligó a ir a la sala de emergencia. Sinceramente nunca había tenido una sensación similar.

    Estando en el servicio de emergencia del hospital el malestar se agudizó que hasta las lágrimas se me corrieron. La verdad es que me sentía intrigada, sin entender lo que me estaba sucediendo. El día anterior había degustado una agradable comida en Apple Bee’s y me preguntaba si algo me había caído mal… ¡Mi lado izquierdo del cerebro tratando de encontrar una explicación!

    De pronto, fue mi lado derecho del cerebro el que empezó a actuar, me tranquilicé y dejé de encontrar explicación. Me pregunté a mi misma, ¿Por qué estás llorando? Dejé de pensar  y permití a mi ser interno que me iluminara…

    De pronto recordé “Quien Soy” y una sensación especial me invadió. A pesar del gran malestar físico que sentía, empezaba a sentir algo muy especial en mi interior. De pronto, sentí como si alguien me hubiera enviado un mensaje diciéndome que estaba en un proceso de transformación…

    ¿Transformación? Me pregunté a mi misma y tuve la sensación de que algo nuevo y diferente nacía en mí, y entonces decidí “escuchar” a mi ser interno, y a mi propio cuerpo.

    Después de unas horas, el doctor me dijo que tenía una infección viral estomacal, algo muy común en esta época del año en esta zona de Estados Unidos (New Jersey).

    Era la primera vez que pasaba por una experiencia de esta naturaleza. Si bien en ocasiones anteriores he enfrentado algunas infecciones bacteriales respiratorias, nunca había tenido la oportunidad de experimentar una infección viral estomacal y mucho menos de esta magnitud (vómitos, diarrea, fuerte dolor de cuerpo, escalofríos, etc.).

    Sin embargo, pronto puede entender y comprender el verdadero significado que esta infección viral tenía en mi vida.

    Siempre pienso que todo tiene una razón de ser. Las casualidades no existen. Existe la causalidad. Y esta infección viral estomacal tenía una causa y una razón: necesitaba aprender una lección.

    Así que estando en la cama del servicio de emergencia del hospital le pedí a mi SER interno que me permitiera saber lo que necesitaba saber.

    En primer lugar, pude comprender que aunque parecía que mi centro emocional (estómago) estaba siendo “atacado”, en realidad estaba siendo limpiado, porque un virus es un elemento que “barre con todo”, así como cuando una computadora es atacada por un virus, éste borra toda la información, ¿Verdad?

    Es mi caso, el virus estaba borrando emociones negativas que yo tenía en ni interior y que no había eliminado.

    Pues eso era lo que yo necesitaba hacer. Necesitaba limpiar mi centro emocional, librarme de emociones viejas, guardadas, escondidas, y de las que no era consciente, para que quede el espacio vacío para nuevas emociones de transformación, de paz, de amor y de prosperidad.

    Muchas veces guardamos emociones nocivas que nos perjudican tanto en la salud como en nuestro afán de alcanzar prosperidad. Más somos inconscientes de esto. Muchas veces no las reconocemos y ni siquiera sabemos que existen; sin embargo, mientras sigan en nuestro interior, nos ayudan a protagonizar nuestro papel de “víctimas” o a auto compadecernos de nosotros mismos, una actitud adictiva de la que pocas veces somos conscientes.

    Efectivamente, nuestro cerebro se vuelve adicto a las sensaciones de las emociones negativas que sentimos. Por esa razón, es que muchas veces cuando decimos que queremos hacer un cambio en nuestra vida, difícilmente lo logramos a pesar de la firme determinación que tenemos.

    Y, para acabar con esta adicción perjudicial, necesitamos eliminar las emociones negativas que las producen y colocar nuevas emociones positivas.

    Nuestras propias adicciones internas nos sabotean.

    Por ello, es que eliminar las emociones negativas nos permite crecer internamente, nos permite generar energía positiva y, con ello, atraer prosperidad a nuestra vida. Esa es la razón por la que necesitamos hacer un trabajo interno a diario y de instante a instante.

    Volviendo a mi historia, yo necesitaba eliminar algo que tenía muy guardado, y que de manera inconsciente me hacía sentir temor o culpabilidad. Emociones negativas inservibles para cumplir mi propósito de vida.

    Sin embargo, yo no era consciente de su existencia y de cómo estaban perjudicándome. Entonces una fuerza más fuerte que yo (valga la redundancia) tuvo que intervenir. La fuerza de un virus. Así de simple. El universo sabe lo que necesitas y te lo da cuando haces tu trabajo interno.

    Verdaderamente yo no estaba pidiendo que me enviara un virus. Días antes estaba afirmando que “El amor inunda ni ser” (trabajo interno). Al hacerlo, me conecté con el universo para recibir lo que afirmo por fe.

    Más, para que mi ser se inunde de amor, necesito estar limpia de emociones negativas. Así que esta infección viral me ayudó a llenarme de amor. De hecho, una vez que empecé a restablecerme, después de unos días, he sentido como mi ser se inunda de amor, de una energía muy especial, algo verdaderamente trascendental. Una verdadera transformación.

    Lo curioso es que cuando empecé a comprender el trabajo del virus en mi estómago, el fuerte dolor del cuerpo que sentía así como el malestar se empezaron a desvanecer. Adicionalmente, dormí mucho, por tres días dormí como bebe.  Sabemos bien que el sueño es sí es un proceso de transformación, de carga de energía. Y el número tres es un número de espiritualidad. ¿Ves cómo el Universo nos da señales?

    He sentido como mi cuerpo se restablecía y se cargaba de una energía super especial. Sentía cómo el amor inundaba mi ser.

    La infección viral estomacal que tuve fue una gran lección. Dejando de lado las molestias y pesares del cuadro físico, me siento muy feliz de haber tenido esta gran experiencia a la que denomino “interesante”.

    Una vez más confirmo que el Universo, Nuestro Padre Celestial, Dios, o como tú lo quieras denominar, siempre nos escucha y nos da lo que necesitamos y merecemos. Una experiencia que parecía mala, resultó siendo muy buena.

    Ahora estoy lista para recibir emociones muy positivas, así lo siento y así lo vivo. Por eso decidí compartirlo contigo.

    Nuestro ser interno es maravilloso. Él nos da todas las respuestas, y cuando dejamos que se manifieste vemos las cosas muy diferentes, desde un punto de vista holístico.

    Creo que es importante señalar que cuando algo nos sucede en lugar de preguntarnos el “por qué” (lado izquierdo del cerebro), nos preguntemos “cuál es la lección que necesito aprender” y dejar que el lado derecho de tu cerebro trabaje haciéndote ver lo que aún no ves y permitiéndote sentir lo que aún no sientes. En otras palabras, dejando que tu ser interno se manifieste, ya que ese es su canal comunicativo.

    En realidad, las enfermedades son solo señales. Son mensajes de nuestro ser interno para tomar acción. Una acción de cambio. Son mensajes de nuestro cuerpo que necesitamos escuchar para hacer un trabajo interno.

    ¿Qué te dice tu cuerpo? ¿Qué te dice tu ser interno? ¿Estás dispuesto a hacer el trabajo interno que necesitas para atraer prosperidad a tu vida? ¿Tienes alguna experiencia similar que te gustaría compartir? Déjame tu comentario.

    A tu servicio siempre,

    Fortuna Alcocer.
    Fundadora de la Escuela de Prosperidad Shri Sama

    New Jersey, USA.

     
  • Fortuna 3:02 am el September 29, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , como conocer proposito de vida, como descubrir proposito de vida, como trascender, conocimiento de uno mismo, , , , proposito de vida, ,   

    ¿Conoces Cuál es el Propósito de tu Vida? 


    ¿Conoces Cuál es el Propósito de tu Vida?Hola,

    En la entrada anterior compartí contigo una práctica trascendental para que puedas descubrirte a ti mismo, conocer quién tú eres.

    En esta entrada quiero hablarte acerca del propósito de tu vida.

    Todos los seres humanos hemos sido encomendados con una misión muy importante que cumplir, y es el propósito por el cual existimos y la razón que nos hace vivir. Ese es el propósito de nuestra vida. Al cumplirlo nos sentimos plenos, autorrealizados y felices.

    Cuando no cumplimos nuestro propósito de vida sentimos una gran insatisfacción o un vacío en nuestro interior, ya que en nuestro mundo interno se encuentra grabado lo que se nos ha encomendado.

    Nuestro propósito de vida, que también podemos definir como una lección que aprender y compartir a través del servicio a los demás, es lo que nos enrumba o da dirección a nuestra vida.

    Normalmente, cuando no estamos cumpliendo nuestro propósito de vida, caemos en un círculo vicioso. Nos levantamos, desayunamos, vamos a trabajar, almorzamos, regresamos a casa, comemos, miramos televisión y luego dormimos; y así sucesivamente todos los días del año, una y otra vez, estamos inmersos en este círculo.

    Existimos, pero no vivimos. Sabemos que existimos porque tenemos movimiento, pero realmente no nos movemos. Solo damos vueltas y vueltas en el mismo sitio. No avanzamos y, por ende, no prosperamos. Vivimos una existencia automatizada, como robots programados.

    Realmente andamos a ciegas y vivimos en un hipnotismo colectivo y necesitamos despertar.

    Por ello es que conocer cuál es nuestro propósito de vida es sumamente importante.

    “Dichosos los que tienen ojos para ver”, podemos leer en las Sagradas Escrituras. Todos tenemos ojos, pero no todos los usamos.

    Cuando conocemos nuestro propósito en la vida podemos “ver” nuestra estrella y el rumbo que nuestra vida va a seguir. Podemos ver nuestro horizonte, nuestro destino. Y a medida que vamos caminando vamos viendo que tenemos todo lo necesario para poder llegar a donde necesitamos llegar.

    Cuando estamos inmersos en el círculo vicioso no vemos lo que tenemos. No apreciamos lo que el Universo nos ha dado. Muchas veces pensamos que “no podemos” realizar tal o cual labor. Estamos ciegos.

    “Si no sabes para dónde vas, entonces ya llegaste”, dice un proverbio oriental. Si no sabes cuál es el propósito de tu vida, entonces estás en un círculo vicioso que te llena de insatisfacción, frustración e infelicidad.

    El Universo, que es tan sabio, nos ha dado las herramientas necesarias para cumplir nuestro propósito en la vida. Esas herramientas son nuestros talentos, nuestras fortalezas, nuestros dones y nuestras virtudes. Cuando empiezas a cumplir tu propósito en la vida, cuando empiezas a aprender la lección que te toca aprender en esta existencia, empiezas a “ver” tus propios talentos y es tu ser interno el que te guía paso a paso. Empiezas a darte cuenta de todo lo que eres capaz de hacer que antes creías que no lo eras.

    Cuando cumples tu propósito de vida adquieres una nueva cosmovisión, y tu visión se aclara. Eres dichoso porque tus ojos ven.

    Además, cuando tienes definido el propósito de tu vida, puedes establecer tu proyecto de vida, tu estilo de vida, e incluso tu nivel de vida en función a tu misión, y el Universo te va abriendo las puertas para que puedas seguir avanzando. Te permite conectarte con las personas idóneas para ayudarte a cumplir tu misión.

    ¿Crees tú que viniste a este mundo solamente porque tu papá y tu mamá tuvieron una experiencia sexual? ¿Crees tú que se te dio la vida para caer en un círculo vicioso?

    Para descubrir el propósito de tu vida es necesario que entres en comunicación con tu ser interno. Solo allí encontrarás la respuesta. El propósito de tu vida no lo encontrarás en un libro y nada tiene que ver con tener un título universitario o tener un buen trabajo. El intelecto no es capaz de darte esta respuesta. Solo tu ser interno.

    De hecho, una vez que sepas cuál es tu misión, podrás escoger apropiadamente la carrera universitaria o el tipo de actividad que quieras realizar y que te permitirá cumplirlo, y que, además, te permitirá atraer lo que anhelas para tu vida.

    Descubrir el propósito de tu vida es una experiencia trascendental. Estoy segura que al encontrar la respuesta te sorprenderás y darás un cambio a tu vida. Te animo a descubrirlo.

    A tu servicio siempre,

    Fortuna Alcocer.
    Fundadora y Directora de Escuela de Prosperidad Shri Sama

    New Jersey, USA.

     
    • Fortuna Alcocer 11:04 pm el febrero 8, 2013 Permalink | Responder

      Hola Antonia, gracias por tu confianza. En cuanto a lo demas, recuerda que todo sucede por una razon. Te envio un fuerte abrazo.

    • ANTONIA 7:34 am el mayo 28, 2011 Permalink | Responder

      HOLA, quiero darte las gracias por todo Tengo que parar el entrenamiento No estoy en el mejor momento de mi vida.Encuanto vueva a retornar me pondre encontacto con tigo saludos
      pero quiero que sepas que te recomendare siempre

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
A %d blogueros les gusta esto: